El Presidente Evo Morales demandó este viernes la solidaridad del cuerpo diplomático con la demanda boliviana de salida soberana al mar y reiteró que Bolivia insistirá con su campaña internacional para resolver este conflicto “por la razón y no por la fuerza”.

El pedido lo hizo durante el saludo protocolar del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia, que como todos los inicios de año se realizó en instalaciones del Palacio del Gobierno.

“Bolivia nunca se va a quedar callada, vamos a iniciar una campaña internacional, por eso su comprensión, su participación para resolver una demanda, un problema histórico de tantos años”, afirmó.

Antes, en respuesta a la posición chilena que rechaza esta posibilidad defendiendo el cumplimiento del Tratado de Paz y Amistad de 20 de octubre de 1904, había afirmado que “no hay tratados ni convenios irrevisables” y puesto como ejemplo algunos antecedentes históricos.

“Ustedes como expertos saben cuánto Bolivia pierde y cuánto ha perdido hasta ahora”, reflexionó luego el Presidente, ante la atenta mirada de los embajadores y embajadoras que asistieron al acto.

Morales reiteró además que Bolivia apuesta a una solución pacífica del conflicto, que dijo será posible con la ayuda de la comunidad internacional.

“Bolivia jamás va a provocar, por Constitución somos un país pacifista, no queremos muertos ni heridos en el tema”,afirmó.

El martes, durante su mensaje a la nación por el Día del Estado PLurinacional, Morales expresó, en el marco de la que denomina agenda patriótica, su deseo es que Bolivia recupere una salida soberana al mar para el año 2025.

“Nuestra meta de la agenda patriótica con respecto al reencuentro soberano con nuestro mar es la siguiente: Bolivia ha retornado al mar y cuenta con puertos soberanos en el Pacífico, con la presencia institucional de Estado en las costas, comunicándose con el mundo y abriendo las puertas a la prosperidad y felicidad del pueblo boliviano”, señaló.

Bolivia perdió en 1879 el acceso soberano al Pacífico en una guerra con Chile.