La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió este lunes a los migrantes bolivianos involucrados en la toma de tierras en Buenos Aires que depongan esa actitud y que se sometan a las leyes del país que les acoge.

El mandatario también les ofreció predios si retornan al país. Durante una conferencia de prensa ofrecida la tarde de ayer, el jefe de Estado contó que en días pasados habló por teléfono con bolivianos que viven en la capital argentina.

"Me decían algunos con lágrimas en los ojos: nosotros hemos venido a trabajar aquí, trabajamos dignamente y estamos quedando mal por un grupo de bolivianos que están tomando tierras”. Evo Morales.

"Hablé con algunos de nuestros compatriotas, muy trabajadores por supuesto, que, hace tres o cuatro días, me dijeron: presidente, dígale a ese grupo de bolivianos que no tomen tierras. Me decían algunos con lágrimas en los ojos: nosotros hemos venido a trabajar aquí, trabajamos dignamente y estamos quedando mal por un grupo de bolivianos que están tomando tierras”, dijo Morales. De inmediato señaló: "que nuestros hermanos bolivianos trabajen dignamente y no vayan allá (a Argentina) a asaltar tierras ni quitar propiedades".

Agregó que "si (en Argentina) nos dan oportunidad para trabajar, para sobrevivir o mejorar nuestra economía, deben dedicarse a trabajar dignamente, honestamente. Nadie les ha mandado a asaltar tierras ni quitar propiedades".

Ofrecimiento. También ofreció dotar de tierras fiscales a quienes luchan por un terreno en Buenos Aires. "Si quieren tierras, que se vengan, aquí tenemos tierras, especialmente tierras fiscales que hemos comenzado a recuperar. Felizmente algunos han vuelto".

Entretanto, en Buenos Aires, este lunes subió la tensión porque un despacho de la AFP informó de que además del parque Indoamericano, en Villa Soldati, al menos hubo dos intentos de toma. Uno en Villa Lugano y otro en los terrenos de una firma frigorífica en Bernal, una comuna de la periferia sur de la capital argentina.

Uno de los protagonistas de las tomas declaró a Radio 10, citada por Clarín, que decidieron tener un espacio. “Nos habían prometido un predio que luego donaron para hacer un centro de ayuda a las mujeres", se quejó.

Según una vecina, los ocupantes "se metieron todos juntos a las 12 de la noche y usaron la pared de mi casa para medirse entre ellos". Luego, lotearon el predio. "Anoche fue una toma agresiva, rompieron todas las paredes a mazazos", relató.

La noche de este lunes también se conocieron otros dos intentos de toma. Los hechos sucedieron en un complejo de viviendas que se construye en la villa 1-11-14. Allí hubo una rápida intervención de la Policía Federal, que neutralizó el avance de los ocupantes.

El presidente Morales instruyó a la Cancillería que exija una investigación detallada de los hechos para sancionar la muerte de los bolivianos y de un paraguayo. El mandatario dijo que las muertes son inadmisibles.