La Paz. El presidente Evo Morales afirmó que no hay una respuesta externa adecuada a la política nacional de responsabilidad compartida en la lucha contra el narcotráfico.

“Nuestro pedido es que sea una responsabilidad compartida con los países donde se consume droga; y, como no hay mucha participación, buscamos créditos para equiparnos con tecnología y combatir al narcotráfico”, aseguró el mandatario.

Los recursos económicos que se concreten irán a fortalecer a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN). “El narcotráfico está más equipado, con más tecnología que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, que el Estado boliviano”, sostuvo.

La administración de Morales encamina una política de nacionalización de la lucha contra el narcotráfico. En este marco, destacó el ritmo de reducción de cultivos ilegales de hoja de coca y anunció que hasta fin de año se llegará a más de 8 mil hectáreas.
El fin de semana se realizó, precisamente, una reunión de los cocaleros del Chapare, donde se decidió establecer un cato de coca por chaco (1.600 m2). El Mandatario destacó la decisión de dichos productores.