El presidente Evo Morales explicó a su colega de Rusia, Vladimir Putin, los argumentos históricos y jurídicos de la demanda marítima boliviana y el juicio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Putin respondió que entiende la problemática y abrió la posibilidad de “hablar con Chile” si ve que pueden hacer algo, informó el canciller David Choquehuanca.

“El presidente Putin ha dicho: vamos a estudiar, entendemos el tema. Si podemos hacer algo, (lo) vamos a hacer, vamos a hablar con Chile. Necesitan mayor información, nos han dicho que van a estudiar, necesitan mayor información y si pueden hacer algo -entienden el tema-... van a hablar con Chile”, detalló en una entrevista con la estatal Patria Nueva desde Irán.

Ambos mandatarios sostuvieron una reunión bilateral en el marco de la cumbre de países productores de gas en Teherán, Irán. En la agenda estuvieron varios temas de interés bilateral, entre ellos la cooperación en los sectores gasífero, venta de armamento y desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos.

La causa marítima formó parte de los temas abordados. Morales hizo una explicación detallada sobre los antecedentes del conflicto como la invasión de 1879 que desató la denominada Guerra del Pacífico y que derivó en la pérdida boliviana de su salida soberana al Pacífico. También se aclaró, dijo, que el Tratado de 1904, que zanjó los límites territoriales, no solucionó el conflicto.

“(El presidente ruso) ha escuchado con mucha paciencia, con mucha calma, con mucho interés. El Presidente (Morales) ha explicado por qué hemos ido a la (CIJ de) La Haya”, destacó y mencionó que también se detalló que Santiago impugnó la competencia de los jueces internacionales y el fallo de reivindicación de la jurisdicción internacional para tratar el caso.

Choquehuanca acompaña a Morales en la reunión con Putin, considerado uno de los líderes más influyentes, según la revista Forbes.

Bolivia demandó a Chile ante la CIJ con la finalidad de que cumpla con sus compromisos hechos a lo largo de la historia de resolver el diferendo marítimo con soberanía. El demandado tiene hasta julio para presentar la contramemoria a la memoria boliviana que reúne con los argumentos jurídicos e históricos del proceso instaurado.