Tras reunirse con su par peruano Ollanta Humala en Cusco, el Presidente boliviano, Evo Morales, declaró este jueves que el tratado limítrofe que su país firmó con Chile, en 1904, es "un tratado injusto e impuesto por la fuerza".

"En los últimos días algunas autoridades de Chile hablaron del Tratado de 1904. Quiero decir que ese tratado es injusto, impuesto por la fuerza, y hasta se comenta, bajo prebendas", dijo Morales, quien aseguró que el problema para una salida al mar de su país es "con Chile y no con Perú".

"Perú y Bolivia no tenemos ningún problema sobre el tema del mar, por tanto el fallo (de La Haya) no va a afectarnos. El problema es con Chile, no con Perú", expresó en conferencia de prensa, consultado directamente por cómo afectará el fallo de la Corte Internacional de La Haya, que se espera para 2012, en el litigio entablado por Lima.

Humala calificó a su par boliviano como un "huésped ilustre" y saludó que el dignatario haya elegido al Cusco como un lugar donde pasar la Navidad junto con su familia. Ambos, además, suscribieron la "Declaración del Cusco".

Morales recibirá además "la vara de mando cuzqueña" y tiene contemplada durante su estadía una serie de visitas a Machu Picchu, el Valle Sagrado de los Incas, los centros arqueológicos de Ollantaytambo y Sacsayhuamán, los museos del centro histórico y otros atractivos.

“Hemos hablado también de nuestra posición de apoyo a la demanda legítima del pueblo hermano de Bolivia a su salida al mar”, manifestó el jefe de Estado peruano.

Bolivia, que perdió sus territorios costeros en la Guerra del Pacífico, a fines del siglo XIX, reclama un acceso soberano al mar a Chile.

Recientemente, el gobierno de Bolivia informó a la Corte Internacional de Justicia de La Haya su interés de interponer una demanda para lograr la salida al mar, tras suspender las conversaciones con Chile a fin de obtener un acceso directo al océano Pacífico.

Humala Tasso comentó que en el encuentro con Morales también se dialogó sobre la necesidad de impulsar en el Parlamento peruano la aprobación del Protocolo sobre el uso del puerto de Ilo por parte de Bolivia.

“Hemos hablado también sobre el acuerdo de Ilo que tenemos que impulsarlo en el Congreso para su ratificación”, añadió.

Ambos jefes de Estado también conversaron sobre la decisión de trabajar conjuntamente para luchar contra contaminación del río Suches, que desemboca en el lago Tititcaca, el más alto del mundo, con un equipo técnico binacional y sectorial.

El gobernante peruano refirió que se acordará una pronta reunión para establecer los lineamientos para la remediación ambiental en región Puno, y los que plantee el gobierno del presidente Evo Morales.

“Hemos hablado de la necesidad de la conectividad tanto de Perú con Bolivia a través de al posibilidad de un proyecto ferrocarrilero”, mencionó en conferencia de prensa.

También mencionó que en la reunión se abordó la próxima creación de un organismo internacional de investigación y desarrollo de la quinua, en el marco de la declaratoria del Año Internacional de este producto.

El encuentro entre ambos presidentes se realizó en el templo de Coricancha.

* Con información de Andina y de La Razón de Bolivia.