Tras un debate legislativo de más de cinco horas, el proyecto de ley corta de protección del Territorio Indígena Parque Nacional isiboro Sécure (Tipnis) fue sancionado en la Asamblea legislativa a las 21.20, y pasadas las 23.30 fue promulgada en Palacio de Gobierno.

La norma veta cualquier obra por el Tipnis y declara a esta zona como intangible. En el acto, los representantes indígenas reclamaron a Morales por qué no se dio pronta atención a sus demandas, mientras que el Presidente dijo que no “está resentido”.

La dirigente Miriam Yubanové reclamó a Morales por qué no bajó a las bases de la marcha indígena para dialogar y reivindicó la frase “el TIPNIS se respeta”.

Paliza. La movilización en defensa del parque salió el 15 de agosto de Trinidad y llegó a la ciudad de La Paz el miércoles 19. La Policía reprimió la marcha el 25 de septiembre en Yucumo, Beni, un día después de que tomaran como rehén al canciller David Choquehuanca para romper un cordón policial.

El dirigente Fernando Vargas recordó que recibieron “una tremenda paliza” el domingo 25, y que espera que no se repita. “De aquí hacia adelante no nos tratemos como enemigos entre oriente y occidente”, reflexionó.

Morales, que en su alocución no habló de la represión policial, sin embargo observó que algunas indígenas no tenían información de por qué marchaban y recordó que recibió al menos 200 cartas de apoyo para la construcción de la carretera, incluida la del Consejo Indígena del Sur del Tipnis.

“No estoy resentido”, aclaró el Mandatario poco después de que recordara que algunos grupos en la plaza Murillo arengaban que Evo debía ser “colgado” como Gualberto Villarroel en 1946. El mandatario afirmó que el espíritu de la norma sancionada recoge las propuestas de la marcha indígena, incluida la declaratoria de zona intangible.

“Ahí esta la ley promulgada para que nunca más entre la carretera al Tipnis y sea respetado, como decimos nosotros: tierra virgen”. Evo Morales.

¿Intangibilidad? Momentos antes de la sanción legislativa, el vicepresidente Álvaro García puso en debate el término intangibilidad, aclarando que no está inscrita en la Constitución y que se contrapone con las actividades empresariales descubiertas en el parque.

Denunció que tienen conocimiento de acuerdos con empresarios para explotar al menos 157 mil hectáreas de madera, de la existencia de hoteles de cinco estrellas y pistas de aterrizaje en el parque. “El Tipnis había estado marcado o loteado, y no había sido tan virgen”, cuestionó, pero aclaró que la intangibilidad no debe afectar las formas de vida de los indígenas de la zona.

El dirigente Adolfo Chávez, visiblemente emocionado e insistentemente demando en el acto de promulgación de la ley el “respeto a la casa grande”, en alusión a sus territorios. Aclaró que la intangibilidad (que no se puede tocar) está referida a proyectos grandes y exigió a los ministros de Estado “trabajar de buena fe junto al presidente Morales”.

Un decreto reglamentario será trabajado a partir del hoy entre el gobierno y la representación indígena para precisar aspectos como el de la intangibilidad.

Morales destacó el esfuerzo de la marcha indígena y pidió a los dirigentes explicar en el Tipnis los alcances del acuerdo a aquellos sectores que apoyaban que la obra caminera pase por sus territorios.

“Ahí esta la ley promulgada para que nunca más entre la carretera al Tipnis y sea respetado, como decimos nosotros: tierra virgen”, insistió en el acto en el que estuvieron presentes grupos de marchistas, mientras otros seguían el acto en la plaza Murillo.

Chávez explicó que, evidentemente, hay proyectos de manejo integrado como de ecoturismo en la zona del Tipnis. “A veces las muchas palabras y el mucho libro lo embrutecen a uno, es por eso que no me gusta estar en la ciudad”, dijo en alusión a García.