La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó este jueves que el gobierno de Estados Unidos nuevamente descertificara al país andino en la lucha antidrogas, en su informe anual presentado a su Congreso.

Según el mandatario, el documento presentado por Barack Obama es contradictorio, pues destaca los esfuerzos que efectúa Bolivia para combatir las drogas y, sin embargo, los descertifica.

Contradiciendo lo señalado en el informe estadounidense, que sostiene que la expulsión de la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA) perjudicó los esfuerzos para desmantelar las organizaciones de narcotráfico, Morales sostuvo que la lucha antidroga mejoró ostensiblemente sin la DEA, aunque reconoció que la lucha antidroga que impulsa su gobierno no puede hacerle frente a la tecnología avanzada que tienen los grupos de narcotraficantes, informó Los Tiempos.

"Estados Unidos no acepta que un país tan pequeño como Bolivia esté mostrando dignidad en la lucha contra las drogas, que es además de responsabilidad compartida con el gobierno de los Estados Unidos", dijo el presidente boliviano.

Y añadió que mientras siga siendo presidente, Bolivia será descertificado por Estados Unidos. "Siempre tendrán un argumento. Saben que el gobierno boliviano hace esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico, pero saben que es un pretexto para el imperialismo de Estados Unidos que tiene intereses geopolíticos en el país", señaló.