El presidente de Bolivia y candidato Evo Morales descartó este domingo cualquier posibilidad de debatir programas gubernamentales con políticos que privatizaron en el pasado los recursos naturales y las empresas estratégicas del Estado boliviano.

"No tengo nada que debatir", afirmó en un acto público de entrega de un módulo educativo en el municipio cruceño de Warnes, en el departamento de Santa Cruz, en el este de Bolivia.

Asimismo, cuestionó la autoridad moral de los políticos que lo convocaron a debatir rumbo a los comicios presidenciales de octubre próximo, porque considera que "han regalado las empresas del Estado cuando eran autoridades en periodos neoliberales".

"Qué autoridad, qué moral tiene para debatir conmigo porque ellos han privatizado y han regalado las empresas del Estado, recursos naturales a las transnacionales.", dijo.

"Que vayan a debatir con su abuela, que vayan a debatir con la gente que se escapó fuera de Bolivia. Yo no tengo nada que debatir con estos señores", remarcó en alusión a la petición del empresario y candidato presidencial Samuel Doria Medina, quien solicitó debatir con Morales.

Recordó que debido a la privatización del gas natural en periodos neoliberales, el Estado boliviano recibía en 2005 apenas US$300 millones de renta petrolera.

Destacó que gracias a la nacionalización de los hidrocarburos, en mayo de 2006, Bolivia se beneficiará este año con US$6.000 millones de renta petrolera.

"Ese modelo llamado neoliberal, con ese modelo cuánto hemos perdido, con las privatizaciones cuánto nos han robado y ahora todavía se atreven a decir 'voy a debatir'", criticó.

Morales subrayó que el debate debe instalarse con los movimientos sociales, cuya lucha preservó los recursos del país e impulsó la nacionalización de los hidrocarburos.

"Debatiremos con los movimientos sociales, con ellos vamos a debatir los programas y las propuestas", remarcó.

Según el Tribunal Supremo Electoral, Bolivia celebrará el próximo 12 de octubre sus elecciones presidenciales 2015-2020 y, por primera vez, elegirá también a sus representantes en organismos supraestatales, como el Parlamento Andino.