El mandatario boliviano, Evo Morales, no asistirá a la Cumbre Iberoamericana que se realizará el 3 y 4 de diciembre en Argentina. Su ausencia se suma a la del jefe de estado español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien deberá resolver asuntos internos del país, relacionados con la crisis económica.

En reemplazo de Morales irá el vicepresidente Álvaro García, el que dio a conocer que el ejecutivo boliviano estará recuperándose de la operación a su rodilla.

Según consinga Infobae, con información de Efe, el vicepresidente dijo que "la mayor intención de Morales es estar lo suficientemente saludable para participar del encuentro mundial en México, en la que defenderá la posición que se alcanzó en la cumbre de Tiquipaya sobre la defensa de la naturaleza y la Madre Tierra, para lograr un acuerdo en beneficio del planeta”.