El presidente Evo Morales calificó en China como una “batalla permanente” los esfuerzos orientados a lograr una salida soberana a las costas del océano Pacífico. Por este tema, recordó, se llevará a Chile ante tribunales internacionales.

El mandatario se refirió al problema en un encuentro con residentes bolivianos que le entregaron un manifiesto de apoyo a la decisión de encontrar una salida al diferendo bilateral.

“Se trata de una batalla permanente, y con los presidentes (chilenos) Ricardo Lagos y Michelle Bachelet creímos, pero retrocedimos. Por eso, sin dejar el diálogo apelamos ahora a la segunda instancia de los tribunales internacionales (contra Chile)”, destacó, según reportó Efe, desde China.

Morales acordó el 2006 con su colega Bachelet encaminar el diálogo sobre una agenda de 13 puntos, en la que está la temática marítima. Una vez que asumió el mando de Chile, el presidente Sebastián Piñera anunció que dará continuidad a la agenda bilateral.

El 23 de marzo, Día del Mar, el gobierno dio un giro a la política marítima y anunció la decisión de recurrir a tribunales internacionales para resolver el diferendo que data de hace 132 años. Santiago no presentó propuestas de solución en el proceso de diálogo.

Morales reiteró este miércoles, sin embargo, que Bolivia está abierto al diálogo, sin que ello implique dejar de lado otras alternativas. El Tratado de 1904, firmado entre ambos países, estableció los límites fronterizos. El Ejecutivo verifica la ubicación de los hitos.