El ex canciller boliviano Javier Murillo de la Rocha también reaccionó ante la decisión del Gobierno de Chile de objetar la competencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya en relación a la demanda marítima y calificó que la postura chilena “demuestra inseguridad”.

“Se trata de una confesión que hace Chile sobre la inseguridad de sus propios argumentos”, expresó el ex ministro en declaraciones que destaca el diario La Razón de Bolivia.

Agregó que “si Chile hubiera tenido la contundencia que decía tener para responder a la demanda de Bolivia con argumentos sólidos, no hubiera tenido temor alguno en seguir enfrentando en la corte por las vías establecidas”.

Para Murillo de la Rocha esta decisión significa para Chile “dar un paso en falso”.

El ex canciller explicó que la objeción chilena a La Haya afectará la demanda, porque Bolivia deberá esperar la decisión de la Corte que puede o no dar curso a la objeción presentada por Chile.

Afirmó que ahora la diplomacia boliviana deberá denunciar ante la comunidad internacional el propósito de Chile de esquivar de una u otra manera los compromisos formales asumidos, como Bolivia de resolver el enclaustramiento marítimo al que se sometió al país.