Quito. En vísperas de cumplirse 15 años de la Declaración de Paz de Itamaraty, con lo que se inició el retiro de tropas en la guerra del Cenepa entre Ecuador y Perú, el ex canciller ecuatoriano que intervino en la firma del pacto, Manuel Fernández de Córdova, advirtió que el litigio entre Chile y Perú por los límites marítimos es un tema que Ecuador debe observar atentamente.

Fernández de Córdova afirmó a La Hora que “en 1998 se manifestó que el conflicto había concluido con el cierre de la frontera terrestre, sin embargo, se ha dejado abierta una incógnita: la del límite marítimo”.

En este contexto puntualizó que “vemos que Perú ha demandado a Chile porque quiere que su frontera al sur sea una línea bisectriz; ¿será que continuarán permitiendo que la de la frontera norte sea paralela? Yo tengo mis reservas a causa del pasado histórico”Agregó que “Ecuador debería estar atento a lo que ocurre entre Chile y Perú con el juicio que se efectúa en el Tribunal de La Haya. No creo que la guerra o la compra de armamento sean la solución a una eventualidad”.

Manuel Fernández de Córdova se mostró crítico con los avances producidos en el marco de los pactos asumidos en el tratado de paz.

“Ecuador renunció a sus aspiraciones territoriales pensando en el bien supremo que es la paz y, en medio de eso, se hicieron acuerdos complementarios de inversión para el desarrollo de la frontera de los cuales algo se ha hecho, pero muy poco todavía”, dijo.

Si bien reconoció que el comercio es activo en la frontera entre Perú y Ecuador, recordó que “cuando se firmó la paz se dijo que se invertirán tres millones de dólares en la frontera ecuatoriana y tres millones de dólares en la peruana, por ejemplo, para crear industrias. Pero los resultados son muy pobres”.