Montevideo. El ex canciller y actualmente senador por el Partido Nacional, Sergio Abreu, señaló que Uruguay no debe tener “un alineamiento perfecto” con Brasil, como lo sugirió el presidente José Mujica, sino establecer “un nuevo concepto de vecindad” que le permita negociar en otras condiciones.

Abreu destacó la importancia de la relación personal que tienen los mandatarios José Mujica y Lula Da Silva, así como el nuevo escenario político creado con el socio del Mercosur. De todos modos, lamentó la oportunidad “que se perdió de plantearle a Brasil varios temas bilaterales que importan al país” como las zonas francas o las cadenas de producción.

También cuestionó la falta “de profesionalidad de la gama negociadora” uruguaya que se tradujo incluso en una ausencia del ministerio de Economía en la delegación oficial que acompañó a Mujica a Brasilia.

El ex canciller señaló a Observa que no se le recordó a Brasil el escenario de asimetrías que sigue existiendo y por otro lado se le hicieron concesiones –como el ingreso de pollos al mercado local– que deja a Uruguay “mal parado para futuras negociaciones”.

De todos modos Abreu reconoce que ese tema del pollo logró destrabar el ingreso de otros productos uruguayos de exportación.

El ex canciller también dijo que Mujica debió haber mencionado el comercio administrado entre Argentina y Brasil “que en los hechos es un “Mercosur lateral” entre los dos socios grandes del bloque regional.

El primer viaje de Mujica al exterior como presidente de la República fue a Chile y Bolivia, y el segundo fue a Brasil. La próxima salida al exterior de Mujica será a comienzos de abril a Caracas, donde se reunirá con el presidente Hugo Chávez.