Bogotá. Ex cancilleres colombianos tacharon de "provocación" fruto del "desespero" la incursión de un barco nicaragüense la semana pasada en aguas del Caribe cuya jurisdicción ostenta Colombia y que Managua impugna desde 2001 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de Naciones Unidas, en La Haya, Holanda.

El diario bogotano "El Tiempo" publicó este martes declaraciones de diplomáticos colombianos que aseguran que con actos como la incursión de esa embarcación la semana pasada, Nicaragua quiere hacerle creer a la CIJ, donde ambos Estados mantienen un litigio territorial, que ejerce soberanía al oriente del meridiano 82.

"Nicaragua debe respetar el 'statu quo' y no realizar actos de provocación. Colombia hizo bien en expresar su protesta", afirmó el ex canciller Guillermo Fernández de Soto, quien además fue agente de Colombia en ese litigio en el tribunal de La Haya, que en en 2006 resolvió a favor de Bogotá en cuanto la soberanía de un archipiélago, pero se declaró competente para juzgar si hay frontera marítima entre ese Estado y Nicaragua.

La canciller colombiana, María Angela Holguín, calificó el pasado jueves como "un acto de desespero" la entrada del barco nicaragüense a territorio colombiano que en principio se negaba a abandonar la zona.

La embarcación hacía una investigación de pesca y abandonó un día después las aguas colombianas, tras una invitación pacífica de la Armada Nacional de Colombia. "Claramente pareciera una actitud desesperada de Nicaragua", explicó a su vez el ex ministro de Relaciones Exteriores Jaime Bermúdez.

Asimismo, indicó que en virtud al proceso de defensa que se ha sostenido en los últimos años, "frente a las provocaciones de Nicaragua corresponde defender la soberanía siguiendo los protocolos establecidos para esos casos".

El ingreso del buque nicaragüense "Medepesca-III" y la negativa a salir de las aguas bajo jurisdicción colombiana generó una nota de protesta del gobierno de Colombia. Por su parte, el ex vicecanciller Diego Cardona dijo que quizás lo que el gobierno nicaragüense está tratando de mostrar a la CIJ es que ejerce soberanía sobre "áreas al oriente del meridiano 82".

Calificó el asunto como "tardío y extemporáneo", sumado a que ocurrió en zonas en las que Colombia ha ejercido soberanía de forma ininterrumpida. Antes de que finalice este año, la CIJ emitiría un fallo que determine dónde se fijará la línea limítrofe entre Colombia y Nicaragua.

El litigio ante la CIJ de La Haya ya lleva once años y versa sobre la posesión de seis cayos que están en disputa entre los dos países y los cuales representan también unos 50.000 kilómetros de aguas sobre el Caribe.