Bogotá. El ex candidato presidencial uribista Óscar Iván Zuluaga fue llamado por la Fiscalía colombiana a un interrogatorio el próximo 30 de enero para que explique su presunta relación con un escándalo de espionaje al proceso de paz con las FARC descubierto el pasado mayo en Bogotá.

Así lo anunció el fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, en una entrevista con la emisora La W Radio, en la que añadió que también ha citado a declarar en esa fecha al hijo de Zuluaga, David, que por el momento se encuentra fuera del país.

Cuando se descubrió la trama, Zuluaga era rival por la Presidencia del actual mandatario, Juan Manuel Santos.

Zuluaga, candidato del Centro Democrático, partido de derechas fundado por el expresidente Álvaro Uribe, tendrá que explicar su relación con el pirata informático Andrés Sepúlveda, autor material del espionaje y quien entonces trabajaba en su campaña electoral.

Montealegre explicó que lo llama a declarar para "determinar si miembros de la campaña de Zuluaga tenían conocimiento de las actividades ilícitas del hacker Sepúlveda".

Según la investigación de la Fiscalía, la trama tenía como objetivo "sabotear" el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con las que Santos negocia la paz desde noviembre de 2012 en La Habana y que tiene la oposición del uribismo.

Sepúlveda, que realizaba "servicios de divulgación en redes sociales y seguridad informática" para la campaña electoral de Zuluaga, interceptó comunicaciones de negociadores de la guerrilla en Cuba, del máximo líder del grupo armado, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", y de la exsenadora liberal Piedad Córdoba, entre otros.

Tras su detención, el pirata concedió una entrevista en la que involucró en los hechos al ex presidente Uribe y la cúpula del Centro Democrático que, según dijo, recibían la información que obtenía ilegalmente para atacar el proceso de paz y que, una vez capturado, lo presionaron para que los protegiera.

Zuluaga, que inicialmente negó conocer al pirata, se retractó después de que se conociera que conversó con Sepúlveda mientras este trabajaba en las oficinas de sus colaboradores en Bogotá.

El entonces candidato presidencial explicó que, si bien habló con Sepúlveda, desconocía que allí se desarrollaban actividades ilícitas.

Días más tarde, sin embargo, la revista Semana divulgó un video sobre ese encuentro en el que se escucha a Sepúlveda explicar que tiene acceso a "información de inteligencia militar" sobre el proceso de paz.

Mientras explica su método de trabajo, Zuluaga, al que las encuestas situaban en empate electoral con Santos, le interrumpe para preguntar: "¿qué golpe nos va a dar Santos de acá al 25 (de mayo, fecha de las elecciones) como tabla de salvación? Queda un mes para dar un golpe, hermano".

El ex candidato presidencial siempre ha denunciado que el video estaba manipulado, algo que fue rechazado por peritos de la Fiscalía.