Londres. Un grupo de altos comandantes militares británicos pidieron este miércoles al gobierno que revierta los recientemente anunciados recortes en Defensa, argumentando que podrían poner a las Islas Malvinas en riesgo de ataque.

En una carta al diario Times, un grupo de comandantes navales retirados dijo que la decisión de eliminar un portaaviones y retirar la flota de aviones de combate Harrier como parte de la revisión del gasto en defensa estratégica era incomprensible y "peligrosa".

Gran Bretaña ha ordenado dos nuevos portaaviones, pero eliminar a los Harriers significa que el país no tendrá jets de combate para volar desde ellos por unos 10 años.

La carta dice que esas decisiones siembran dudas sobre la capacidad de Gran Bretaña para defender las islas ubicadas en el Atlántico Sur, donde las tensiones se han incrementado este año porque Argentina está enojada con compañías británicas que buscan petróleo y gas en el mar que rodea al archipiélago.

En 1982, Gran Bretaña envió una flota naval y miles de soldados para recuperar las islas luego de que fuerzas argentinas ocuparon el archipiélago, y la capacidad para operar jets desde portaaviones se consideró un factor decisivo en la victoria británica.

"En relación con las nuevamente valiosas Malvinas y sus campos petroleros, por estos y otros recortes para los próximos diez años al menos, Argentina está siendo prácticamente invitada a infligirnos una humillación nacional similar a la pérdida de Singapur", escribieron los ex comandantes.

La revisión del presupuesto de Defensa se llevó a cabo como parte de un recorte masivo del gasto público para reducir un déficit presupuestario récord, y provocó profundas discusiones entre figuras del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea en el ministerio de Defensa.

Los ex militares dijeron que las decisiones incluidas en la revisión fueron "financieramente perversas", pues el mantenimiento de los Harriers costaría menos que los aviones Tornado con los que Gran Bretaña los reemplazará.

El gobierno británico dijo que será capaz de defender las Malvinas, y que eliminar los aviones Harrier no afectará eso.

"Respeto el hecho de que esos hombres tienen una opinión pero esa es una retórica verdaderamente ampulosa", dijo a Sky News el ministro de Fuerzas Armadas, Nick Harvey, refiriéndose a la carta publicada por el Times.

"La situación en las Malvinas es completamente diferente ahora de lo que era en 1982. Tenemos muchas más defensas ahora. No tenemos intención de perder las Malvinas o necesidad de recurrir a un ataque con portaaviones para recuperarlas", agregó.