Puerto Príncipe. El ex dictador haitiano Jean-Claude "Baby Doc" Duvalier regresó inesperadamente a su país este domingo, diciendo que quiere ayudar en la reconstrucción de su país, devastado por un terremoto.

Esta es la primera vez en la que Duvalier, que actualmente tiene 59 años pero alguna vez fue el jefe de Estado más joven del mundo a los 19, regresa a su país desde que fue depuesto en 1986 por un levantamiento popular y por la presión de Estados Unidos.

El inesperado regreso de Duvalier a Haití, la nación más pobre del hemisferio occidental, ocurre en momentos de incertidumbre política tras las elecciones generales del 28 de noviembre, cuyos resultados preliminares generaron acusaciones de fraude y manifestaciones callejeras.

Las caóticas elecciones se realizaron durante una epidemia de cólera en el país, que aún está recuperándose de un devastador terremoto que dejó más de 300.000 muertos.

Vistiendo traje azul y corbata, y acompañado por su esposa, Veronique Roy, Duvalier llegó a Puerto Príncipe en un vuelo de Air France procedente de París, dijeron testigos.

"Estuve esperando este momento por un largo tiempo. Cuando puse pie en tierra por primera vez, sentí una gran alegría", declaró Duvalier, mientras cientos de partidarios entusiastas afuera del aeropuerto coreaban "¡Larga vida a Duvalier!".

El ex mandatario, quien cuando era un playboy regordete asumió el poder en Haití en 1971 al morir su padre, el temido autócrata Francois "Papa Doc" Duvalier, dijo que regresó a su tierra natal "porque se que la gente está sufriendo".

"Quería mostrarles mi solidaridad, decirles que estoy aquí, estoy dispuesto y decidido a participar en el renacimiento de Haití", dijo a Reuters, sin ofrecer detalles sobre sus intenciones exactas.

Se espera que Duvalier brinde una conferencia de prensa este lunes.

No todos estaban entusiasmados por el regreso del miembro sobreviviente de la dinastía Duvalier, que marcó un período de 28 años de miedo y corrupción en el país caribeño.

"Estamos esperando para ver qué está haciendo acá. Pero no es algo bueno. Yo viví bajo el poder de los Duvalier", dijo Christian Joseph, un residente de Puerto Príncipe de 49 años.

Algunos incluso tenían miedo de hablar sobre él.

"¿Estás bromeando? Me mataría. ¿No conoces a Duvalier?", dijo otra persona, que no quiso dar su nombre.

Acusaciones de corrupción. Durante su gobierno, "Baby Doc" Duvalier trató de mejorar la imagen de Haití luego del reinado de terror de su despótico padre.

Consciente del desprecio en el mundo exterior por los matones armados conocidos como "tonton macoutes" que sirvieron a su padre, Duvalier los renombró como "los voluntarios para la seguridad nacional". Sin embargo, no se libró de ellos.

También enfrentó acusaciones de corrupción, represión política y abusos a los derechos humanos cuando huyó del país en 1986 en medio de protestas callejeras y bajo la presión diplomática de Washington.

Sin embargo, no se sabe que existan actualmente órdenes de arresto en su contra, y ya que la Constitución prohíbe la práctica del exilio para los haitianos, no había una razón legal que le impidiera retornar.

Una fuente cercana a Duvalier dijo que regresó con un pasaporte diplomático, pero que el ministerio del Interior haitiano le exigió que informara sobre su paradero durante su estadía.

El regreso de Duvalier agrega incertidumbre a la atmósfera turbulenta en Haití, apenas días después de que el país conmemoró el primer aniversario del masivo terremoto del 12 de enero del 2010.

El resultado de la confusa elección del 28 de noviembre aún está pendiente luego de que un equipo de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) entregó un reporte la semana pasada al presidente saliente, René Préval, poniendo en duda el recuento oficial preliminar.

Préval dijo que tenía sus reservas acerca del reporte de la OEA, que recomienda que el candidato oficialista, Jude Celestin, sea eliminado del balotaje en favor del músico popular Michel Martelly.

El reporte de la OEA, que menciona "significativas" irregularidades en el recuento de votos, confirmó que la opositora Mirlande Manigat es la candidata que obtuvo más votos en la primera ronda.

Manigat no obtuvo votos suficientes para triunfar en primera ronda pero si para participar del balotaje. Aún queda por ver si lo hace contra Celestin o Martelly.