Ciudad de Panamá. El ex dictador militar panameño Manuel Antonio Noriega fue trasladado el miércoles a un hospital público desde la cárcel donde cumple una sentencia de 20 años para una evaluación médica de rutina, dijo la autoridad penitenciaria.

El director general del Sistema Penitenciario de Panamá, Angel Calderón, descartó que el traslado de Noriega, de 77 años, al hospital Santo Tomás se deba a complicaciones de salud.

"El será sometido a varios exámenes rutinarios, es sólo una evaluación de rutina" que tomará varias horas, dijo el funcionario vía telefónica a Reuters.

Calderón precisó que en la última semana, Noriega padeció un cuadro clínico de gripe que fue controlado sin que llegara a complicarse la salud del ex hombre fuerte de Panamá, como se había especulado.

No obstante, el abogado Julio Berríos, del equipo de defensores de Noriega, dijo que las condiciones de salud de su cliente se han complicado debido a la gripe, fiebre y un tumor cerebral que le fue descubierto por sus médicos privados.

Los defensores de Noriega han solicitado a las autoridades judiciales panameñas el beneficio de un "depósito hospitalario", debido a que consideran que en la cárcel Noriega no recibe la atención especializada que requiere.

"Su salud está empeorando, pero aquí nos están dando largas para responder a la petición de depósito hospitalario", afirmó Berríos.

En febrero, Noriega sufrió un cuadro de hipertensión y altos niveles de colesterol que obligó a su traslado a un hospital donde permaneció varios días.

Noriega cumple una condena por asesinato de opositores durante su Gobierno de facto en la década de 1980. El ex dictador regresó a mediados de diciembre a Panamá, donde fue condenado en ausencia por tres casos de homicidio que incluyen 11 asesinatos.

El ex líder fue derrocado por una invasión estadounidense a Panamá en 1989 y pasó las dos últimas décadas tras las rejas, primero en Florida y después en Francia, luego de ser enjuiciado por actividades de narcotráfico y lavado de dinero.