Lima. El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional declaró infundado el pedido de los exdirectivos de la constructora Graña y Montero, Hernando Alejandro Graña Acuña y José Alejandro Graña Miro Quesada, para que se disponga el cese de la prisión preventiva de 18 meses que se les impuso en diciembre pasado.

Ambos empresarios seguirán bajo prisión preventiva en el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht.

“El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional declaró infundado el pedido de cese de prisión preventiva solicitado por Hernando Alejandro Graña Acuña, investigado en su condición de representante de empresa asociada a Odebrecht”, informó el Poder Judicial. 

En diciembre pasado, el Poder Judicial dictó prisión preventiva contra los mencionados empresarios al considerar que habían participado en los presuntos sobornos que la empresa Odebrecht pagó al expresidente Alejandro Toledo Manrique para ganar la concesión de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur.