Buenos Aires. Antonio "Jaime" Stiuso, ex director de operaciones de la Secretaría de Inteligencia de Argentina, declaró ante la fiscal que investiga la muerte en extrañas circunstancias del fiscal Alberto Nisman, pero el contenido de su testimonio no será difundido, informaron hoy fuentes judiciales.

La fiscal a cargo del caso, Viviana Fein, dijo en un comunicado que "ya se recibió la declaración testimonial" de Stiuso y que "dicho acto fue debidamente notificado a las partes".

Fein también informó que recibió hoy el informe completo del peritaje toxicológico y parte de las pruebas histopatológicas practicadas sobre el cuerpo de Nisman, hallado muerto el 18 de enero en extrañas circunstancias.

"Para preservar el curso de la investigación, la fiscalía hace saber que no se difundirán ni el contenido de las declaraciones testimoniales ni de los informes médicos recepcionados", indica el comunicado.

Stiuso, quien colaboraba con Nisman en la investigación del atentado en 1994 contra la mutualista judía AMIA, fue relevado días atrás por el Gobierno de guardar el secreto en relación a sus actividades de inteligencia para que pudiera ser indagado.

Según la investigación, Nisman mantuvo contacto telefónico con una línea a nombre de Stiuso un día antes de su muerte.

El Gobierno señala al exagente como instigador de una maniobra que llevó a Nisman a presentar, cuatro días antes de su muerte, una denuncia contra la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de los iraníes acusados por el ataque a la AMIA, en el que murieron 85 personas.

Hasta ahora el único imputado en el caso es Diego Lagomarsino, el informático que trabajaba con el fiscal y que le entregó el arma que acabó con su vida y fue hallada junto a su cadáver.