Buenos Aires. Un tribunal argentino condenó este jueves a María Julia Alsogaray, secretaria de Ambiente durante el gobierno de Carlos Menem (1989-1999), a tres años y medio de prisión por irregularidades en la contratación de obras de remodelación de un edifico público.

Los jueces también condenaron a los otros dos imputados en la causa, Enrique Kaplan, ex subsecretario de Ambiente, y Santiago Bignoli, encargado de la obra en el edificio de la Secretaría de Ambiente, dependencia que Alsogaray condujo entre 1995 y 1998.

Santiago Bignoli fue sentenciado a la pena de tres años y medio de prisión y Enrique Kaplan a tres años y tres meses, según informó el Centro de Información Judicial.

Según la investigación, en la contratación para las obras de remodelación se pagaron sobreprecios por una suma entonces equivalente a dos millones de dólares.

"A lo largo del debate, no he podido identificar una sola prueba", dijo este jueves la ex funcionaria en su alegato final ante el tribunal.

En los últimos diez años, María Julia Alsogaray enfrentó cinco juicios y tuvo tres condenas en su contra -por enriquecimiento ilícito, contrataciones irregulares y por administración fraudulenta-, además de la sumada este jueves.

Sin embargo, la ex funcionaria está hasta ahora en libertad porque ninguna de sus condenas ha sido confirmada aún por la Cámara Federal de Casación Penal.