El ex comandante en jefe del Ejército de Chile, Juan Emilio Cheyre, señaló este jueves que es necesario "descomprimir la relación con Bolivia" que ha estado tensa en los últimos meses.

Juan Emilio Cheyre afirmó que "reiterando la plena vigencia del acuerdo del tratado de 1904, es necesario y factible buscar descomprimir la relación con Bolivia".

En un artículo publicado por el diario La Tercera, el ex jefe castrense consideró "que es un esfuerzo al que está llamado nuestro gobierno, también la diplomacia pública que debe estar en plena sintonía con la política exterior de Chile y que requiere un apoyo societario donde una ciudadanía bien informada resulta vital".

Cheyre dio entre las razones de su postura que "Bolivia seguirá siendo siempre nuestro vecino y un pueblo hermano, Chile es un país pacífico que aspira a la integración, la razón jurídica está de nuestra parte, existen beneficios mutuos de indudable valor para ambos países".

Planteó que "todo tratado, si hay acuerdo entre Estados, deja espacios para negociaciones fructíferas que no afecten la soberanía".

De acuerdo con Cheyre, "hacerlo exige voluntad política más factible de lograr en Chile. Redefinir una estrategia es prioritario. Podría avanzarse desde lo urgente, como acuerdos de control de frontera y combate a la droga, hasta temas donde deberíamos ser claros en plazos y expectativas".

Concluyó que si se cumple su propuesta "nos permitiría recomponer confianzas perdidas".

A criterio del ex jefe militar, la relación entre ambos países se tensionó desde que el presidente Evo Morales anunció el giro en la política de reivindicación marítima. El 23 de marzo, el mandatario dijo que se demandaría a Chile ante un tribunal de justicia internacional para exigir una salida soberana al Pacífico.

Planteó también que "a nadie informado y serio pueden caberle dudas de que el tratado de 1904 con Bolivia demarca nuestros límites a perpetuidad, estableciendo formas de cooperación que nos obligan y que han sido cumplidas".

Este tratado definió los límites fronterizos y estableció que Chile debía dar facilidades para el tránsito de las mercancías bolivianas para su comercio internacional.