La ex jefe del servicio secreto de Colombia, María del Pilar Hurtado, fue recluida este domingo en una celda en el búnker de la Fiscalía en Bogotá, donde se oficializó la captura de la ex funcionaria tras ser acusada de participar en las escuchas ilegales que realizó el liquidado DAS durante el gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Hurtado se entregó este sábado a las autoridades de Panamá luego de que se emitió una circular roja de Interpol en su contra por los delitos de concierto para delinquir agravado, peculado por apropiación, violación ilícita de comunicaciones agravado, abuso de función pública y falsedad ideológica en documento público.

Gerson Chaverra, magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, legalizó la captura de la ex directora de liquidado Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Hurtado tuvo asilo político durante cuatro años en Panamá, el que fue retirado en diciembre pasado.

"La posición de la Fiscalía General de la Nación en el sentido de que no se trata de ningún delito político, que no se trata de ninguna persecución política, sino de la imputación de graves violaciones a los derechos humanos", afirmó el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre.

"Esto también fue aceptado por la Corte Suprema de Justicia de Panamá, que negó el año pasado el estatus de asilada a María del Pilar Hurtado y lo hizo porque consideró que no se trata de ningún delito político sino que se trata de delitos comunes", añadió el funcionario.

El fiscal pidió a Hurtado revelar quién dio la orden de realizar la escuchas ilegales durante su administración en el DAS, que fue liquidado por el actual gobierno tras conocerse los casos de corrupción en su interior.

"Colabora con la justicia para que contribuya a construir la verdad histórica de estos graves hechos que afectaron al país. ¿Qué cuente quién dio la orden de estas interceptaciones ilegales?", comentó.

Montealegre recordó que la ex funcionaria podría enfrentar una pena de entre cinco y 20 años de cárcel por sus delitos.

Entretanto, las víctimas afectada por las interceptaciones de Hurtado confiaron que la ex directora del DAS revele el nombre de la persona que le ordenó realizar las escuchas ilegales durante la administración de Uribe.

"Hay que tomar todas la medidas para evitar que la señora Hurtado no vaya a ser presionada y de esa forma le impida hablar", aseveró el senador opositor Iván Cepeda, quien fue víctima de las escuchas ilegales.

Luego de la audiencia, Hurtado fue trasladada al Búnker de la Fiscalía en Bogotá, donde será recluida para garantizar su seguridad.

Inicialmente, Hurtado llegó al país en un avión de la Policía colombiana acompañada del director del Cuerpo Técnico de Investigación, Julián Quintana, la embajadora de Colombia en Panamá, Ángela Benedetti, y el director de la Policía Judicial.

Colombia pidió su extradición a finales de 2011, pero dos meses después fue negada por el gobierno del entonces presidente panameño Ricardo Martinelli.

En mayo pasado, la Corte Suprema de Justicia de Panamá le retiró a Hurtado la condición de asilo territorial.

Por el tema de las escuchas ilegales han sido condenados varios ex funcionarios del DAS.