El ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante (r) Jorge Montoya, exhortó al Congreso de la República aprobar el proyecto de ley que permita el derribo de “narcovuelos”, a fin de combatir con mayor eficacia el narcotráfico.

Refirió que las avionetas ingresan ilegalmente al país todos los días para sacar droga y no hay una ley que permita combatirlo.

“Lo que tiene que dar el Congreso es la ley que la tiene encarpetada desde la legislatura pasada, para permitir el derribo de las avionetas en el aire”, subrayó.

Refirió que esta falta de legislación permite que las avionetas entren y salgan todos los días de la zona del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), ante lo cual las Fuerzas Armadas no tienen una herramienta legal que les permita actuar.

“Se habla de cinco a seis avionetas diarias, la ruta es hacia Bolivia, en la gran mayoría, y Brasil”, indicó en TV Perú.

Precisó que las Fuerzas Armadas hacen lo mejor que pueden, con las herramientas legales que tienen para destruir las pistas de aterrizaje clandestinas, pero luego los narcotraficantes pagan a la población local para que los repare.

Por ello, invocó a los congresistas a “tomar conciencia” de este problema y “darse cuenta del gran peligro que está generando esto para la región, para el desarrollo e imagen del país.

“Como ellos están permitiendo que esto suceda, se van a convertir en cómplices de los narcotraficantes”, agregó.

Montoya destacó que derribar los narcovuelos sería “una medida disuasiva” que bajaría “automáticamente” esta ilegal actividad y complementaría la estrategia contra el cultivo ilegal de la hoja de coca en el Vraem.

En ese sentido, relevó que “sí hay una estrategia contra el narcotráfico en el Vraem”, donde no se ha hecho la erradicación forzosa de la hoja de coca, a diferencia del valle del Huallaga, porque la economía de la población se basa aún en el cultivo de este producto.

“Lo que ha hecho el Gobierno es algo inteligente, le ha dado la tarea al Ministerio de Agricultura, que va a generar los cultivos alternativos que reemplacen a la hoja de coca y harán atractivo este cambio para los agricultores", dijo.

Asimismo, expresó su confianza en las acciones del Gobierno para combatir al narcotráfico y las actividades de grupos remanentes del terrorismo que actúan como protección de cultivos ilícitos.

“Alrededor de eso tiene que construirse una infraestructura y el Estado lo está haciendo, este Gobierno sí lo ha hecho, los anteriores era discurso, no tomaban acción directa. Creo que en el mediano plazo vamos a tener resultados positivos con relación al terrorismo, creo que se va a poder eliminar”, dijo.

También destacó el “gran esfuerzo del Gobierno” para terminar con el secuestro y cautiverio de poblaciones
por parte de narcoterroristas que los utilizan para que los aprovisionen con alimentos y los atiendan.