Madrid. El ex presidente de Brasil y senador, José Sarney, aseguró este martes que la actual presidenta de su país, Dilma Rousseff, "va a restaurar el prestigio y castigar a los culpables" del escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

En una entrevista con EFE en Madrid, Sarney, de 84 años y quien fue el primer presidente de la transición democrática en Brasil (1985-1990), declaró que Dilma Rousseff "es una buena presidenta. Siempre tuvo mi apoyo".

"Lamento profundamente las cosas que ocurren en la Petrobras actualmente", añadió Sarney al asegurar que "la presidenta esta tomando todas las medidas que puede tomar y va a restaurar el prestigio y a castigar a los culpables por estas cosas que han ocurrido".

El escándalo de Petrobras sacude Brasil desde hace unos meses a raíz de un supuesto esquema de corrupción, concretamente de delitos de lavado de dinero y de sobrefacturación por obras y contratos por valor de unos US$3.850 millones, y por el que han sido detenidos varios ejecutivos de la petrolera y de varias empresas.

Sarney, quien planea retirarse de la política a principios de 2015, manifestó que Rousseff "es una mujer muy preparada que tiene una gran experiencia de sus años de gobierno".

"Pienso que esta experiencia que ha adquirido en su primer mandato será muy importante para que pueda mejorar las cosas de Brasil en el segundo mandato", explicó.

Preguntado sobre cómo piensa que se puede combatir mejor la corrupción, Sarney, quien ha cumplido 60 años en política, respondió que "es un mal que tiene la democracia" contra el que "tenemos que luchar todos los días, todos los momentos".

Además de la política, el expresidente de Brasil tiene una pasión por la literatura y se encuentra en Madrid donde este martes presentará en la Casa de América su última novela, "La Duquesa bien vale una misa".