La ex ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Carolina Trivelli, destacó que el programa social educativo Beca 18 es un “puente efectivo” para superar la pobreza, por lo que rechazó que la inversión en este sector persiga un fin electoral.

Trivelli, quien fue la primera titular de este portafolio, señaló que “lo más importante de la política social, no son los programas sociales, sino los servicios universales de salud y educación” y, en ese sentido, Beca 18 juega un papel fundamental.

“Beca 18 demuestra claramente que es un puente efectivo para que los chicos de zonas más pobres y alejadas, pueden transitar a una vida mejor”, declaró a la Agencia Andina.

Refirió que es un rol del Estado asegurar que haya programas que ayuden a llevar los servicios de salud y educación a los niños que hoy día no pueden llegar a esos servicios universales, porque viven en condiciones de pobreza, en la ruralidad, o no tienen casa.

En ese sentido, dijo que Beca 18 ha demostrado tener resultados muy positivos. En la evaluación que se ha realizado a este programa social, se ve que se escoge bien a los beneficiarios, que son jóvenes que vienen de condiciones de mucha exclusión pero que tienen alto potencial.

“Eso se comprueba porque a los chicos de Beca 18 les va mejor que al resto de sus compañeros en los centros tecnológicos o a las universidades”, subrayó.

Trivelli enfatizó que Beca 18 es un programa que beneficia a los sectores más pobres del país y permite a los jóvenes “cambiar la historia de su vida”, al incluirlos productivamente en la economía del país, al generarles oportunidades laborales.

De otro lado, destacó que el Perú es “un caso muy interesante” en la región Latinoamericana, porque es el país donde se ha producido el mayor crecimiento inclusivo en los últimos años.

“Esto es resultado de una combinación del crecimiento con la implementación de los programas, que permite que estos beneficios lleguen a los estratos más pobres, por eso se habla de crecimiento inclusivo en estos años de bonanza”, afirmó.

Criterio técnico. Asimismo, precisó que los programas sociales cumplen con la política de desarrollo e inclusión social, que determina de manera técnica a los beneficiarios de Juntos, Pensión 65, o Qali Warma y que además cumple con la ley, dado que los niños que van a las escuelas públicas tienen que recibir el servicio educativo, los materiales educativos y la alimentación escolar.

“Eso está en la Ley General de Educación, lo que pasa es que en años anteriores, en gobiernos anteriores, nadie leyó, ni le interesó cumplirlo, ahora lo que se ha hecho es cumplir lo que manda la ley”, afirmó.

Trivelli indicó que crece la cobertura de los programas sociales porque hay “una demanda identificada” con DNI y ubicación por el ente rector que es el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), que, a su vez, la lleva al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a otorgar recursos.

“Se han identificado obligaciones del Estado con la gente de menores recursos, como la alimentación escolar que no se estaban cumpliendo y ahora se cumple”, puntualizó.