La Paz. Un ex ministro del Interior de Bolivia, expulsado de Perú, fue encarcelado el viernes en La Paz para enfrentar una investigación por supuesta malversación de recursos destinados a seguridad nacional, reportaron medios locales.

Guillermo Fortún, ex ministro y estrecho colaborador del fallecido ex dictador militar Hugo Banzer, se declaró "un perseguido político" y víctima de "expulsión ilegal" en contacto con reporteros tras arribar a las 2.10 hora local (06:10 GMT) al aeropuerto de El Alto, en un avión militar boliviano.

El ex hombre fuerte de la derecha boliviana, ahora de 73 años, es el segundo político altiplánico expulsado de Perú en exactamente un mes, en una cooperación que parecía romper una cadena de roces entre los ideológicamente distantes gobiernos del indígena socialista Evo Morales y el neoliberal Alan García.

Un ex prefecto del departamento de La Paz y yerno de Banzer, Luis Alberto Valle, llegó deportado de Perú el 1 de septiembre y está ahora sometido a juicio en el Tribunal Supremo por corrupción económica.

Por haber fugado, un juez podría ordenar la detención formal de Fortún, pese a que la investigación a que está sometido no ha avanzado todavía al grado de una acusación.

"Recibiremos la declaración informativa de Guillermo Fortún en las próximas horas y luego pediremos al juez cautelar su detención preventiva, porque está claro que existe un riesgo de fuga", dijo a reporteros el fiscal anticorrupción Roger Velarde.

Fortún huyó de Bolivia en marzo, evadiendo una citación a declarar en una investigación abierta en la fiscalía sobre presuntos malos manejos de hasta US$200 millones de gastos reservados del Estado en décadas pasadas.

El ex ministro, quien fue sindicado específicamente de no haber justificado un gastos equivalentes a US$2,5 millones, transitó desde su huida entre Chile y Perú, hasta que fue detenido el 23 de septiembre en el aeropuerto de Lima, minutos antes de que tomara un vuelo a Buenos Aires.

El embajador peruano en La Paz, Manuel Rodríguez, dijo según el diario La Razón que Fortún fue expulsado porque "el gobierno de Perú coincide con Bolivia en la convicción de la lucha contra la impunidad y para que sea objeto de los procesos judiciales correspondientes".

Otro ex ministro de Banzer y dirigente empresarial del departamento oriental de Santa Cruz, Guido Nayar, huyó de Bolivia a fines del año pasado, presuntamente a Argentina según medios locales, cuando fue involucrado en la misma investigación sobre gastos reservados.