Madrid. EL ex ministro del Interior guatemalteco, Carlos Vielman, reclamó este viernes un juicio "sin presiones de ninguna índole" en España o Guatemala, declarándose a la vez inocente de los cargos que se le acusa.

"Pido que se me respete mi derecho legítimo a la defensa y mi presunción de inocencia. En cualquier parte donde se me den garantías, estoy dispuesto a afrontar el proceso. Jamás he actuado al margen de la ley", dijo Vielman en una entrevista que reproduce la agencia EFE.

Vielman quedó en libertad condicional este jueves luego de comprometerse a pagar la fianza interpuesta por el juez de la Audiencia Nacional de España, Fernando Grande-Marlaska, quien la fijó en 100.000 euros (US$133.000 dólares).

El ex ministro del Interior guatemalteco enfrenta una demanda penal presentada por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) en la Audiencia Nacional española. Adempas, la fiscalía sumó otra querella por un delito de lesa humanidad y diez de asesinato (siete presos de la Granja Penal de Pavón, el 25 de septiembre, y otros tres de El Infiernito en 2005).

"Lo que demuestra esto es que existe una sobre-persecución", dijo Vielmann, agregando que "haré lo que el equipo legal considere oportuno y si al final hay que enfrentar tres, cinco o diez juicios no tengo ningún inconveniente de hacerlo. Jamás he hecho nada fuera de la ley. Tengo confianza en la justicia española".