Bogotá. El candidato presidencial oficialista de Colombia, Juan Manuel Santos, continuó recuperando terreno y logró un empate técnico con el líder del Partido Verde, Antanas Mockus, según una encuesta sobre intención de voto del Centro Nacional de Consultoría.

En el sondeo Santos, ex ministro de Defensa del presidente Alvaro Uribe y representante del Partido de la U, obtuvo 38% de intención de voto, frente a 36% de Mockus, ex alcalde de Bogotá.

La encuesta, que incluyó 3.000 entrevistas en 100 ciudades, tiene un margen de error de un 1,8%, por lo que en la práctica es un empate técnico.

En los sondeos de Ipsos Napoleón Franco y de Invamer-Gallup también se registró un empate técnico.

En la encuesta del Centro Nacional de Consultoría de la semana pasada el oficialista Santos marcó 34% y Mockus 38%. Es decir, que mientras el oficialista ganó cuatro puntos el ex alcalde de Bogotá bajó dos.

El sondeo estableció que en una segunda vuelta se registraría un empate debido a que cada uno de los candidatos obtendría 47% de la intención de voto.

La semana pasada Mockus registró 50% de intención de voto para la segunda vuelta frente a 43% de Santos.

Los colombianos irán a las urnas el próximo 30 de mayo para elegir al sucesor de Uribe en las que se prevén serán las elecciones más reñidas en la historia reciente de este país de 44 millones de habitantes productor de petróleo, café, y carbón.

En caso de que ninguno de los candidatos obtenga la mayoría absoluta, deberá realizarse una segunda vuelta el 20 de junio entre los dos con mayor votación.

En el tercer lugar de sondeo se ubicó la candidata del Partido Conservador, Noemí Sanín, con 9% de la intención de voto, dos puntos menos que la encuesta anterior.

El candidato del izquierdista Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, obtuvo el cuarto lugar en la encuesta con 4%, seguido por Germán Vargas Lleras de Cambio Radical, también con 4%.

El candidato del Partido Liberal Rafael Pardo obtuvo 3% y se ubicó en el sexto lugar.

Algunos analistas atribuyen el descenso de Mockus en las encuestas a sus declaraciones contradictorias y a la falta de precisión en sus respuestas durante los debates televisivos y las entrevistas radiales.

Esta semana dijo que a veces deseaba a la mujer del prójimo y previamente sostuvo que admiraba algunos aspectos del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y admitió la posibilidad de extraditar al presidente Uribe, si era solicitado por la justicia internacional, palabras que después tuvo que aclarar.