Guatemala, EFE. La ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala, Beatriz de León, capturada en septiembre de 2011 por su presunta participación en la desaparición de su nuera Cristina Siekavizza, saldrá de prisión y quedará bajo arresto domiciliario, informó este martes una fuente judicial.

La deficiencia en la investigación realizada por el ministerio Público (MP) ha sido el argumento del Juzgado A de Mayor Riesgo para permitir a la ex magistrada abandonar la cárcel en la que fue recluida hace 17 meses.

Además, considera que no existe peligro de fuga y De León, quien fue presidenta de la CSJ entre 2004-2005, deberá presentarse todos los lunes a la Fiscalía para garantizar su presencia en Guatemala.

De León, quien ha sostenido que su detención es "injusta" porque no tuvo nada que ver con el caso, quedó ligada al proceso sólo por el delito de amenazas.

El MP intentó, sin éxito, acusarla de los delitos de asociación ilícita, conspiración, maltrato de menores y obstrucción a la Justicia en el caso de la desaparición de su nuera, en el que el principal sospechoso es Roberto Barreda, hijo de la expresidenta de la Corte.

De León, según explicó a periodistas un portavoz del Organismo Judicial, quedará con arresto domiciliario desde el próximo lunes, luego del pago de una fianza de 10.000 quetzales (unos US$1.285).

La ex magistrada fue capturada el 20 de septiembre de 2011 por supuestamente haber colaborado con su hijo en la desaparición de su esposa, Cristina Siekavizza.

El hecho ocurrió el 7 de julio de 2011 en un exclusivo sector al sureste de la capital, y hasta ahora las autoridades no han podido localizar a la mujer, y suponen que fue asesinada.

Barreda desapareció poco después junto con sus dos hijos y hasta ahora también se desconoce su paradero.

El ministerio Público no descarta apelar la decisión del Juzgado que ordenó el arresto domiciliario de la exfuncionaria judicial.