Este martes se conoció en el país el testimonio de la expresidenta de Panamá, Mireya Moscoso, sobre el enfriamiento de las relaciones entre el expresidente Álvaro Uribe Vélez y el actual Jefe de Estado, Juan Manuel Santos.

En entrevista con CNN, Moscoso dijo que Uribe le confesó que se siente herido por varias actuaciones de Santos.

“Él (Uribe) me comentaba que el presidente Santos le había llamado varias veces y que él no se sentía con ánimos de contestar, como que él se siente herido por algunas actuaciones”, señaló la ex mandataria de Panamá.

“Yo lo ayudé a llegar a donde está pero es el presidente de Colombia y hay que seguir apoyándolo en lo que él necesite”, relató Moscoso sobre su conversación con Uribe.

El distanciamiento también fue evidente el 30 de noviembre de 2011, durante la ceremonia que rindió homenaje a cuatro uniformados que murieron en cautiverio en poder de las FARC, cuando aunque Santos pasó muy cerca de Uribe, no hubo ni un cruce de miradas.

Y vale la pena recordar que el propio Juan Manuel Santos en entrevista con la BBC a mediados de noviembre, confirmó su distanciamiento con Uribe.