Lima. El ex presidente Alan García ratificó que no recibió coimas o sobornos, ni estuvo implicado en negociados ilegales con la empresa Odebrecht, e indicó que jamás utilizó el gobierno que encabezó del 2006 al 2011 para enriquecerse.

“Yo no estoy involucrado en ningún negociado, coima, soborno. Eso desespera a mis adversarios. Andan diciendo, está dentro PPK (Pedro Pablo Kuczynski), (Alejandro) Toledo perseguido, (Ollanta) Humala preso y ¿por qué Alan no? Alan no, porque no tengo por costumbre utilizar el gobierno para enriquecerme, entiéndalo bien, no pierdan su tiempo”, expresó.

Afirmó que Marcelo Odebrecht y Jorge Barata, ex representante de la constructora brasileña en Perú, fueron claros al afirmar que nunca hablaron de ilícitos con él, cuando era mandatario.

“Nunca les pedí ni recibí nada de esos señores como sí lo han hecho otros y ha sido probado”, añadió el ex presidente. 

 

García  declaró este martes desde la sede del Poder Judicial, a donde acudió para declarar en calidad de testigo en el juicio oral seguido contra Rómulo León, ex ministro de Pesquería en el primer gobierno aprista, y contra el empresario dominicano Fortunato Canaán, por la construcción de hospitales.

Según dijo, es la ocasión número 44 en la que acude de manera consecutiva a las instituciones que imparten justicia en el país para declarar en calidad de testigo. “Estamos siempre sin ningún temor”, anotó.

Pidió dejar trabajar con serenidad a quienes tienen el encargo de investigar.