Buenos Aires. El ex presidente de Argentina Néstor Kirchner, esposo de la mandataria Cristina Fernández, fue internado por segunda vez en siete meses por un afección cardíaca y se encuentra en recuperación tras ser sometido a una angioplastía, dijo el domingo un funcionario.

El ex mandatario se encuentra de óptimo ánimo y en buen estado, aunque permanecería hospitalizado por las próximas 24 ó 48 horas, dijo a periodistas el secretario general de la Presidencia argentina, Oscar Parrilli.

El ex mandatario busca recuperar popularidad para posiblemente volver a competir por la presidencia en las elecciones del 2011 en Argentina.

Kirchner, considerado el político más poderoso de Argentina, fue internado tras realizarse este sábado un chequeo médico programado, indicó en tanto el parte oficial sobre su estado de salud firmado por Luis Buonomo, médico de la unidad presidencial.

"Al doctor Néstor Kirchner se le realizó en la tarde del sábado un chequeo médico programado que determinó la necesidad de realización de una artereografía coronaria. El estudio derivó en la práctica de una angioplastía con la colocación de un stent en una de las arterias coronarias que se encontraba obstruida", indicó el parte leído por el portavoz de la presidencia argentina, Alfredo Scoccimarro.

"La intervención fue exitosa, permaneciendo el paciente internado para su recuperación. El próximo parte médico se comunicará al mediodía" del domingo, agregó.

Parrilli, quien reveló que la intervención fue realizada con anestesia local, dijo que "el ex presidente está en óptimas condiciones" y comentó incluso que celebró la consagración del equipo argentino de hockey femenino como campeón mundial y luego, en la noche del sábado, lamentó la derrota de su equipo de fútbol, Racing Club, en un partido del torneo local.

Una fuente allegada a la familia presidencial dijo a Reuters que Kirchner "probablemente esté descansando mañana en la noche en Olivos", en referencia a la residencia presidencial.

"Todo anduvo bien", agregó la fuente que pidió no ser identificada.

Explicó que la intervención no fue complicada y que su objetivo es prevenir futuros problemas como un infarto. "Está muy lejos de eso", precisó la fuente.

El ex mandatario, de 60 años, actualmente diputado y secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) había sido operado en febrero por una súbita afección en una arteria carótida.

La cadena de televisión C5N dijo, citando fuentes no oficiales, que Kirchner ingresó alrededor de las 21.00 hora local (0100 GMT) a una clínica cercana a la residencia presidencial, y posteriormente fue trasladado e internado en la unidad de cuidados intensivos del sanatorio Los Arcos, en el barrio de Palermo de Buenos Aires.

El ex mandatario, quien gobernó Argentina entre el 2003 y el 2007 y busca recuperar popularidad para posiblemente volver a competir por la presidencia en las elecciones del 2011, se encuentra en el sanatorio acompañado por su esposa.