Brasilia. El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dijo este jueves que el asesinato en la noche de este miércoles de la concejala de Rio de Janeiro Marielle Franco, del Partido (PSOL), que denunciaba la acción de policías militares en las favelas cariocas, fue un golpe a la democrica en el país.

En su cuenta de microblog, Lula da Silva lamentó el crimen y reivindicó la actuación de Franco en la lucha en defensa de los

"Mis sentimientos y solidaridad a los familiares, amigos y compañeros de Marielle Franco, valiente liderazgo político, Río de Janeiro y la democracia brasileña fueron golpeados por ese crimen político bárbaro", dijo Lula

En declaraciones a una radio de Salvador de Bahía, el ex mandatario volvió a comentar el asunto y calificó el caso como resultado de la "irresponsabilidad y ausencia del Estado".

"Quiero decir para el pueblo de Río de Janeiro que es necesaria mucha solidaridad para acabar con esa violencia contra los inocentes. La violencia es la irresponsabilidad de la ausencia del Estado. Este país sólo tiene una salida: volver a crecer, distribuir renta y dar oportunidad para el pueblo", afirmó el petista.

Franco, de 39 años, fue muerta a tiros cuando viajaba en un automóvil en el centro de Río, que recibió una decena de disparos desde otro automóvil, resultando también en la muerte del conductor del vehículo.

Una asesora de la concejala que la acompañaba sobrevivió a los disparos y prestó enseguida declaración a la policía carioca.

Policías de la división de homicidios dijeron a la prensa que el asesinato tiene todas las características de "una ejecución".

El crimen ocurrió un mes después de que el gobierno de Michel Temer decretara la intervención federal en la seguridad pública de Río de Janeiro, frente al aumento de la violencia.