Sao Paulo. El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva no se presentó el viernes ante la policía del país en el plazo que le había dado un juez y el político se mantenía dentro de la sede del Sindicato de los Trabajadores Metalúrgicos en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en el estado de Sao Paulo.

El jueves, el magistrado Sérgio Moro determinó la prisión de Lula y le dio plazo hasta las 5 de la tarde hora local (2000 GMT) para que se presentase en Curitiba y comenzara a cumplir la pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El equipo legal del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva está negociando su rendición con la Policía Federal para comenzar a cumplir una sentencia de prisión de 12 años por soborno, dijo este viernes una fuente con conocimiento de las conversaciones.

Lula permanecía dentro de la sede de un sindicato de trabajadores siderúrgicos en la zona metropolitana de Sao Paulo con asesores y aliados, ignorando el plazo que le dio un juez federal para que se entregara antes de las 17.00 hora local (2000 GMT).

De acuerdo a Folha de Sao Paulo, la familia de Lula desea que el ex presidente se entregue con rapidez para no tensionar su relación con el poder judicial brasileño y así no perjudicar peticiones futuras de Lula. 

* Con información de Reuters y Fohla de Sao Paulo.