Río de Janeiro. El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) presentó hoy una demanda contra el juez federal Sergio Moro, responsable de las investigaciones del gigantesco caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, por "abuso de autoridad", informó hoy la defensa del político.

La defensa de Lula justificó su decisión con ejemplos como la conducción coercitiva del expresidente para prestar declaración a la Policía Federal, los mandatos de búsqueda y aprehensión de bienes del político y las escuchas de conversaciones por teléfono, lo que consideran que muestra la "persecución" de Moro a Lula.

El expresidente brasileño responde a tres denuncias actualmente en la Justicia y es investigado en otras causas a raíz del escándalo de corrupción descubierto en la petrolera estatal Petrobras y que ha salpicado con fuerza al Partido de los Trabajadores (PT) de Lula.

Según el comunicado presentado por la defensa de Lula, el delito de "abuso de autoridad" conlleva penas de entre diez días y seis meses de arresto, además de otras sanciones administrativas y civiles.

La semana pasada, la defensa del expresidente entregó al Comité de Derechos Humanos de la ONU una ampliación de la queja que presentaron en julio ante este organismo por supuesta "persecución judicial" del exmandatario.