Santiago. El ex presidente de Chile, Sebastián Piñera, hizo un llamada a salvar el planeta Tierra, al afirmar que lo que esta en riesgo es la supervivencia de la raza humana.

En un artículo publicado este sábado por el diario local "La Tercera", el ex mandatario (2010-2014) afirmó que "con sus 4.470 millones de años, la Tierra ha enfrentado y sobrevivido a todo tipo de catástrofes: calentamientos, cambios climáticos, glaciaciones, aerolitos, diluvios, terremotos, inundaciones, maremotos, erupciones volcánicas".

"Noventa y nueve de cada 100 especies que alguna vez existieron han desaparecido", alertó Piñera al referirse al deterioro del ambiente, el cambio climático y calentamiento global, la desertificación, la destrucción de la capa de ozono, el agotamiento de los recursos naturales, la pérdida de biodiversidad y la contaminación del aire, agua y suelo.

"En los últimos 40 años el hombre ha destruido más que en toda su historia anterio", subrayó el ex presidente.

Reccordó que en 1972 se produjo la Primera Cumbre de la Tierra en Estocolmo y, en 1992, la Segunda Cumbre en Río de Janeiro y el Primer Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.  

En 1997, dijo, se aprobó el Protocolo de Kyoto, con vigencia de 1998 a 2012, en el cual por primera vez se establecieron compromisos vinculantes para algunos países en desarrollo, para intentar reducir 5 por ciento la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), respecto del año base de 1990.  

También destacó el acuerdo entre Estados Unidos y China, donde ambos países asumen compromisos en emisiones de GEI, lo cual califica de "un signo alentador".

"Esperamos que estos signos alentadores se materialicen en acciones eficaces en la en la vigésima primera Conferencia de las Partes COP21 sobre cambio climático, prevista a desarrollarse en París, Francia, en diciembre próximo.

De igual forma sugirió que se aplique la "Estrategia Nacional de Crecimiento Verde", suscrita por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en 2009 y adoptada por Chile a fines de 2013, con el fin de promover el crecimiento económico, proteger el medio ambiente, fomentar la creación de empleos verdes y la equidad social.

Esa estrategia incluye iniciativas como la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor, el nuevo Servicio de Parques y Biodiversidad, los permisos de emisión transables y los nuevos planes de descontaminación.