Tegucigalpa. El ex presidente hondureño, Manuel Zelaya, culpa al gobierno de Estados Unidos de ser quien impide la reconciliación del pueblo hondureño.

"No se ha podido lograr la reconciliación, a pesar de haber transcurrido un año del golpe de Estado, por el papel negativo que los Estados Unidos juegan en Honduras", dijo Zelaya en Nicaragua según informa el portal "El 19".

"Esa posición de Estados Unidos en Honduras nos ha hecho mucho daño y nos impide la reconciliación para el pueblo hondureño. No gana nada los Estados Unidos al apoyar un proceso de violencia de la derecha para derrocar gobiernos legítimos y gobiernos progresistas", sostuvo Zelaya.

Para el proceso de reconciliación, el actual presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, ha convocado a diferentes sectores de Honduras a conversar en torno al polémico tema de la constituyente, el cual hizo que Manuel Zelaya perdiera el poder en junio de 2009.

Entre los sectores convocados por Lobo Sosa está la denominada resistencia, sin embargo, fue por órdenes del mismo Manuel Zelaya que este grupo desistió de acudir a la convocatoria hecha por el presidente.