El ex presidente hondureño Roberto Micheletti pidió  a Estados Unidos que defienda la democracia en América Latina y luche contra los presidentes que quieren permanecer en el poder, en una intervención por videoconferencia ante legisladores de ese país.

"Por favor, vigilen las democracias en estos países en los que presidentes aparecen de la noche a la mañana y que quieren quedarse en el poder. Ayuden a los pueblos", pidió Micheletti en su intervención retransmitida en un subcomité legislativo para América Latina. Micheletti no pudo acudir a Washington por carecer de visa.

"Yo apoyo el esfuerzo de todos para alcanzar la reconciliación en nuestro país. Pero la reconciliación debe realizarse sin violar la Constitución de nuestra República", añadió.

"Yo quiero decirles a ustedes que estamos dispuestos de nuevo a continuar defendiendo la democracia", dijo.

Micheletti tuvo también duras palabras contra el gobierno de Barack Obama por darle la espalda tras los hechos de junio de 2009.

"Sorpresivamente vemos cómo después de los acontecimientos del 28 de junio (de 2009) se invierten los papeles y los que eran nuestros amigos nos dan la espalda y apoyan a los que nunca dejaron de adversarlos", explicó Micheletti.

El 28 de junio de 2009 Zelaya perdió el poder al pretender impulsar una consulta para derogar la actual Constitución.

Micheletti, quien era presidente del Congreso, asumió el poder en su lugar.

Fue Zelaya el que "se dedicó a ofender y denigrar" a Estados Unidos, aseguró Micheletti.

La audiencia fue organizada por la mayoría republicana que domina la Cámara de Representantes.El presidente del subcomité de América Latina, Connie Mack (Florida), aseguró que el Departamento de Estado "fue muy lejos" para impedir la intervención en persona de Micheletti en el salón de audiencias, y calificó esa supuesta actitud de "vergonzosa".

Fuentes del Departamento de Estado rehusaron la semana pasada, cuando fue anunciada la audiencia, confirmar o desmentir que se negó la visa a Micheletti.

Debe restituirse cada visa suspendida

El representante republicano Connie Mack acusó ayer al Departamento de Estado de bloquear las funciones del subcomité legislativo que preside al negarle una visa al expresidente Roberto Micheletti para comparecer durante una interpelación legislativa.

Mack, presidente del subcomité para el hemisferio occidental de la cámara baja, calificó como "vergonzoso" no solamente la negativa a otorgarle la visa, sino que la embajada estadounidense en Tegucigalpa negara acceso a Micheletti para que participara en la audiencia a través de una teleconferencia.

Mack atribuyó además las altas tasas de homicidio registradas en Honduras, entre las más altas del mundo, a la reducción de ayuda a las Fuerzas Armadas y órganos de seguridad que decidió el Departamento de Estado.

"Honduras necesita que se restituya cada visa revocada, recibir un segundo desembolso de la Cuenta del Desafío del Milenio y un subsecretario de estado (para el hemisferio occidental) que crea en brindar la misma ayuda que Estados Unidos brinda a otras naciones libres", dijo Mack.

Se refería a la decisión adoptada en enero por Washington de suspender temporalmente a Honduras de los beneficios de la Cuenta del Desafío del Milenio, que en cinco años otorgó más de 200 millones de dólares al país.

Mack fue el primer legislador estadounidense que visitó Honduras para expresarle apoyo al presidente Micheletti.

El portavoz Charles Luoma-Overstreet dijo que "la restricción (de visas) se mantiene. No comentamos detalles sobre casos individuales de visas, los documentos relacionados a visas son confidenciales según la ley federal".

Se cree que unos 1.000 empresarios, jueces, políticos y exfuncionarios perdieron la visa.