Lima. El ex presidente Alberto Fujimori fue dado de alta y abandonó la clinica Centenario, donde fue internado el último sábado por un cuadro agudo de deshidratación.

El ex jefe del Estado abandonó caminando el centro hospitalario y saludó a los periodistas y a las personas que en ese momento transitaban por el lugar.

Inmediatamente después, abordó una camioneta negra que lo esperaba y se retiró del lugar sin formular declaraciones a la prensa.

No obstante, pocos minutos después, Fujimori uso su cuenta en Twitter para pedir mesura y una actitud responsable a la clase política, con la finalidad de generar un clima de tranquilidad y reflexión para bien de todos los peruanos.

"A pesar de que la salud no siempre me acompaña, no soy ajeno a la sensación de inestabilidad que vive el país", escribió Fujimori, para luego insisitir en que "lo mejor sería que prime la mesura y una actitud responsable" en referencia al escenario político del Perú.

El mensaje fue escrito luego de conocerse sobre una nueva moción de vacancia presidencial, así como las últimas revelaciones del ex directivo de Odebrecht, Jorge Barata ante fiscales peruanos.

Alberto Fujimori, que fue condenado en el 2009 a 25 años de prisión por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, recibió en diciembre pasado el indulto humanitario por parte del presidente Pedro Pablo Kuczynski.