En una conferencia de prensa en que no se permitió realizar preguntas, el ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, solictó ayuda a Nicaragua para que su país reingrese  a la Organización de Estados Americanos (OEA) y al Sistema de Integración Centroamericano (SICA), a cambio de poder regresar a su país.

Zelaya también sostuvo que está recorriendo países en busca de apoyo para su plan de reconciliación nacional.

Ortega, quien acompañó a Zelaya al momento de plantear sus solicitud, fue quien detalló las condiciones para el regreso de Zelaya a su país. 

Sostuvo que para la normalización de las relaciones de Honduras en el concierto internacional, es necesario que se permita el regreso de Zelaya y su familia al país, con la garantía de que nadie lo va a matar, ya que, según él, hay muchos que desean hacerlo, de acuerdo a La Prensa.

Respecto a la nueva administración de Tegucigalpa, Ortega manifestó que "ya existe un presidente elegido de forma transparente en noviembre pasado, que es Porfirio Lobo", agregando que si no hubiese habido golpe, las elecciones igualmente las habría ganado Porfitio Lobo ya que era difícil que las pudiera ganar Zelaya, a su juicio.

Zelaya fue expulsado de Honduras por un golpe de estado, en junio del 2009, acusado de violar la Constitución, y desde entonces ha deambulado por varios países con la ayuda del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.