Ciudad de Panamá. El ex presidente panameño Ricardo Martinelli, detenido en Estados Unidos en 2017, no buscará evitar su extradición a Panamá, que busca juzgarlo por supuesto espionaje durante su mandato, de acuerdo a un manuscrito divulgado por su abogado.

El abogado principal de la defensa de Martinelli en Panamá, Sidney Sitton, confirmó a Reuters vía telefónica desde Miami la decisión del exmandatario, que le instruyó a su defensa a través de una carta escrita de puño y letra.

"Estoy renunciando a apelar tanto la fianza como el 'habeas corpus' en el circuito 11 de Atlanta y me estoy acogiendo a lo que dice el Tratado de Extradición de 1905 con su cláusula de Especialidad", escribió Martinelli en el documento, divulgado por Sitton.

"Está en manos del Departamento de Estado tomar la decisión final", añade el texto, fechado este jueves.

Martinelli, quien gobernó Panamá entre 2009 y 2014, fue arrestado en junio cerca de Miami, donde residía tras salir de su país en 2015.

Panamá solicitó su extradición en 2016 por la supuesta intervención ilegal de las comunicaciones a unas 150 personas durante su mandato.

Panamá solicitó su extradición en 2016 por la supuesta intervención ilegal de las comunicaciones a unas 150 personas durante su mandato. En agosto del año pasado una corte estadounidense autorizó su extradición.

Sitton dijo que una vez presentada de manera formal la decisión de Martinelli ante las autoridades estadounidenses, el Departamento de Estado tendrá entre 30 y 60 días para concretar la extradición.

También dijo que Martinelli renuncia a buscar asilo en Estados Unidos.

El ex mandatario, un magnate de los supermercados, tiene además otra docena de causas pendientes, desde malversación de fondos públicos a venta de indultos.

Martinelli niega los cargos y los atribuye a una venganza política del actual presidente Juan Carlos Varela, un antiguo aliado político.