Lima. Un tribunal penal de Perú resolvió que el indultado expresidente Alberto Fujimori podría ser sometido a un juicio pendiente por otro caso de abusos a los derechos humanos, porque el "derecho de gracia" otorgado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski no es aplicable para este proceso, dijo el Poder Judicial.

Kuczynski otorgó un indulto humanitario a Fujimori a fines de diciembre y también la gracia presidencial para liberarlo de juicios como el asesinato de seis campesinos en 1992 por parte de un grupo militar que actuaba en la sombra durante su mandato entre 1990 y el 2000, conocido como Pativilca.

El "Colegiado B de la Sala Penal Nacional resuelve que en el caso Pativilca no se le aplica el derecho de gracia por razones humanitarias al expresidente Alberto Fujimori, por lo tanto no se lo excluye del juicio en este caso", dijo el Poder Judicial a traves de la red social Twitter.

El abogado del exmandatario, Miguel Pérez, dijo a Reuters Televisión que apelará la decisión. "Lo que corresponde ahora es una impugnación, una apelación ante la Corte Suprema para que se resuelva en última instancia. Fujimori no tiene ningún temor o ningún reparo en ser convocado a proceso en calidad de acusado".

La gracia presidencial de liberar de juicios a Fujimori, "resulta incompatible" con los deberes de investigar, juzgar y sancionar graves violaciones de derechos humanos, dijo la sala penal.

El indulto a Fujimori dividió al país. Observadores y opositores dicen que el perdón fue producto de una negociación política, porque el beneficio se le concedió tres días después de que Kuczynski lograra eludir su destitución en el Congreso gracias al voto de legisladores disidentes del partido de la hija mayor del ex mandatario.

La gracia presidencial de liberar de juicios a Fujimori, de 79 años, "resulta incompatible" con los deberes de investigar, juzgar y sancionar graves violaciones de derechos humanos y además colisiona con derechos fundamentales amparados en la Constitución, dijo la sala penal en sus fundamentos del fallo.

Familiares de la víctimas de abusos en Perú saludaron el fallo, mientras que Amnistía Internacional dijo que fue una "decisión histórica" en busca de garantizar justicia.

"Hoy las familias de las víctimas y la sociedad peruana han logrado un paso importante contra la impunidad y el olvido. Continuaremos acompañando los reclamos de justicia hasta que se esclarezca la verdad por los crímenes ocurridos en Pativilca", dijo la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara, en un comunicado.

Fujimori, que dejó la cárcel para vivir ahora en un barrio residencial, genera amores y odios en Perú.

Sus simpatizantes recuerdan a Fujimori como un líder de mano dura que salvó al país del terrorismo y de un colapso financiero, pero sus detractores afirman que fue un déspota que disolvió el Congreso en 1992 y violó los derechos humanos para mantenerse como presidente durante una década.