Lima. El ex presidente peruano Alejandro Toledo, acusó a las autoridades del Perú y, en específico, al fujimorismo de haber utilizado el caso Odebrecht para perjudicarlo.

Toledo, quien se encuentra prófugo de la justicia en Estados Unidos, emitió un comunicado en el cual señala a instituciones del Estado de contribuir a "destruir su reputación".

"La presidencia del Perú, el Poder Judicial, la Fiscalía y los medios de comunicación fujimoristas han permitido estos esfuerzos, usando el escándalo de Odebrecht como un arma, los manipuladores fujimoristas de las instituciones peruanas y la opinión pública continúan trabajando hoy en destruir mi reputación y encarcelarme sin cargos, un debido proceso o evidencias verídicas", reza el comunicado, publicado por El Comercio.

"Ninguna institución peruana es más débil o más vulnerable a la manipulación en el sistema de justicia". Alejandro Toledo.

El ex mandatario acusa a la líder opositora y ex candidata presidencial, Keiko Fujimori y su bancada, Fuerza Popular, de utilizar su mayoría en el Congreso para "erosionar la democracia".

"El país está dividido por los ataques fujimoristas contra instituciones peruanas debilitadas. Lamentablemente, ninguna institución peruana es más débil o más vulnerable a la manipulación en el sistema de justicia", dijo.

También hizo referencia al indulto otrogado en diciembre al ex presidente Alberto Fujimori, asegurando que hubo negociación con el presidente Pedro Pablo Kuczsynki.

"En diciembre, la familia Fujimori y sus agentes golpearon al presidente elegido democráticamente, para que perdone a Alberto Fujimori. A cambio, los fujimoristas permitieron que el presidente Kuczsynki permanezca en el cargo", sentenció.