Lima. El ex presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, negó este domingo que él o su esposa Nadine Heredia, presenten desbalance patrimonial y atribuyó esa versión, publicada en un diario local, al intento de la Fiscalía por justificar la investigación en su contra.

“Recibo con indignación este tema porque es una información sesgada y es un intento más de la Fiscalía por utilizar la fuerza para justificar una investigación que viene de años”, manifestó en declaraciones a Radioprogramas del Perú.

De acuerdo a un informe de la Fiscalía de Lavado de Activos, publicado este domingo por el diario Perú 21, el Partido Nacionalista y el entorno más cercano del ex presidente Humala, que incluye a su esposa Nadine Heredia, presenta un desbalance patrimonial de más de 14 millones de soles (US$4.277.090).

Humala denunció que el peritaje realizado por la Fiscalía a sus cuentas no ha considerado los ingresos que tuvo en el periodo en el cual se desempeñó como agregado militar en el extranjero.

“No tenemos ningún desbalance. Este equipo de peritos, comandado por un economista y no por un contador como dice la ley, está cometiendo una serie de abusos (…)”, indicó Humala.

Además, sostuvo que dicho peritaje solo ha considerado sus ingresos hasta el año 2011, mientras que en el caso de su esposa ha analizado el periodo comprendido entre el 2005 y el 2016.

Igualmente, advirtió que la Fiscalía ha duplicado sus gastos y su costo de vida sin fundamento alguno.

“No tenemos ningún desbalance. Este equipo de peritos, comandado por un economista y no por un contador como dice la ley, está cometiendo una serie de abusos (…)”, indicó.

Manifestó que este tema, al que calificó como un “grueso error” del Ministerio Público, ha sido advertido por su defensa legal a los peritos y a la Fiscalía, pero denunció que esta entidad no acepta realizar las correcciones necesarias.

El líder del Partido Nacionalista dijo sentirse indignado por esta situación y aseguró que la Fiscalía está “jugando perversamente” al filtrar información a los periódicos afines a los sectores que buscan destruirlo políticamente, con la finalidad de ir construyendo el ambiente necesario para acusarlos ante el Poder Judicial.

Según dijo, ha sugerido a sus abogados iniciar las acciones legales necesarias contra el equipo de peritos porque a su juicio están actuando “de mala fe”.