Lima. El ex presidente peruano Ollanta Humala acudió este lunes al Congreso, convocado por la comisión investigadora del Caso Madre Mía, como último paso para presentar el informe final al pleno el próximo 7 de septiembre.

Humala se negó a rendir declaraciones a la comisión por su caracter reservada. Al término del encuentro, reiteró sus críticas al mencionado grupo de trabajo y aseguró que existe una "intención perversa, malsana de tratar de judicializar lo político".

"Ojalá que para bien de todos esto se aclare. Nosotros nos hemos sometido a las investigaciones. Me he presentado a la fiscalía también para resolver estos temas", resaltó el ex mandatario a la salida de la sesión.

Humala aseguró que fue investigado durante cerca de cuatro años por lo ocurrido en la base contrasubversiva de Madre Mía, tras lo cual absuelto por el Poder Judicial. Además, explicó que en el caso de la supuesta compra de testigos en esa investigación, “no fue llamado a declarar en calidad de testigo”.

El Héctor Becerril, presidente de la comisión investigadora, informó que este miércoles presentarán el informe a los congresistas que integran la comisión y el próximo 7 de septiembre se presentará ante el pleno.

Becerril criticó la decisión de Humala de no declarar ante la comisión. "Una vez más evitó declarar buscando argumentos y argucias que en la práctica hacen todos los que quieren obstruir la justicia en el país", dijo.

Esta es la segunda vez que se intenta interrogar al ex presidente Humala en la Comisión Madre Mía. La primera fue el 16 de febrero de este año y se llevó a cabo en el penal de Barbadillo, donde cumplía una orden de prisión preventiva.

*Con información de Andina y El Comercio.