Santiago. El ex presidente chileno Ricardo Lagos reconoció hoy que evalúa repostular a la presidencia del país, ante el vacío de liderazgo en la centroizquierda gobernante para suceder a Michelle Bachelet.

"Lo estoy pensando ... toda mi vida he tratado de contribuir y creo que puedo hacerlo. Claro, ustedes siempre hacen referencia a cuando estábamos peleando con (Augusto) Pinochet, eso era mucho más fácil", dijo Lagos a una radioemisora local.

El ex mandatario agregó: "Ahora lo que uno tiene que decir es 'hay que hacer esto, esto y esto' y la gente va a mirar y va a decir ¿será la solución este caballero?".

Lagos, miembro del Partido Socialista y presidente del país entre el 2000 y 2006, ha surgido como alternativa en el ala de izquierda de la coalición ante la crisis de credibilidad que atraviesa el oficialismo y la oposición debido a las acusaciones de financiamiento ilegal de la política y cohecho.

"Lo único que no me gusta es cuando más de una persona me ha dicho algo como ¿por qué nos ha dejado solos? y eso es lo que me hace pensar que hay que tirarse a la piscina (tomar una decisión)", precisó el ex jefe de Estado.

Distintas encuestas muestran un vacío de liderazgo en las filas de la coalición gobernante, sin embargo en las filas de la oposición de derecha los sondeos muestran con nitidez una expectante posición del ex presidente Sebastián Piñera a quien medios y analistas otorgan un lugar seguro en las elecciones de 2017.

"Me parece muy positivo, creo que le hace bien al país que haya alternativas con posibilidades y capacidades reales. Creo que es un acto de generosidad del presidente Lagos plantear su disposición", dijo Felipe Harboe, senador socialdemócrata.

El legislador recalcó que "ojalá que tome una pronta decisión después de las municipales y que eso pueda darle eventualmente un grado de continuidad a la coalición".