Lima. El ex presidente peruano, Alejandro Toledo, está dispuesto a retornar al país para enfrentar el proceso judicial en su contra por los presuntos vínculos con el escándalo de corrupción Odebrecht, afirmó su abogado, Roberto Su.

Según el abogado, la única condición que demanda su cliente para retornar al país, desde Estados Unidos, es que se le levante la orden de prisión preventiva emitida por la justicia peruana por supuestamente haber recibido US$20 millones de la constructora brasileña Odebrecht.

"Está dispuesto (Toledo) a venir a Perú para que continúen las investigaciones, pero no con un mandato de prisión arbitrario, no con delitos que se le inventen", subrayó.

Roberto Su también denunció a la Fiscalía de presuntamente montar una persecución política e inventar cargos en contra de Toledo, quien se encuentra en condición de fugitivo a la espera del proceso judicial de extradición.

La Sala Penal Permanente evalúa el pedido de extradición contra el ex presidente peruano, que espera a más tardar el próximo 13 de marzo emitir una declaración sobre este proceso internacional.

"En esta oportunidad le dan una prisión preventiva cuando está fuera de país y, evidentemente, no hay las condiciones para que venga al Perú", añadió el abogado.

La justicia peruana procesa al ex presidente Toledo (2001-2006) porque presuntamente recibió un soborno de US$20 millones de Odebrecht, a cambio de otorgar la concesión para la construcción de la Carretera Interoceánica, que une las zonas amazónicas de Perú y Brasil.