Montevideo. El ex presidente de Uruguay, José Mujica, de 83 años, renunció este martes a su banca de senador de la República, al aducir estar cansado del "largo viaje".

"Los motivos son personales, diría 'cansancio de largo viaje'", expresó Mujica en una carta que presentó ante el plenario de la cámara alta que preside su esposa, la vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky.

El carácter de "renuncia voluntaria y la legislación vigente señalan que no corresponde el beneficio de subsidio establecido, porque me acogeré a la jubilación", anunció quien gobernó Uruguay entre 2010 y 2015.

"No obstante, mientras mi mente funcione, no puedo renunciar a la solidaridad y a la lucha de ideas", puntualiza en otro pasaje de la misiva.

"No obstante, mientras mi mente funcione, no puedo renunciar a la solidaridad y a la lucha de ideas", puntualiza en otro pasaje de la misiva.

"Si alguna vez, al calor de los debates, pude herir lo personal de algún colega, pido disculpas muy sentidas", concluyó Mujica.

La renuncia fue aprobada por unanimidad en una sesión en la que senadores del oficialista Frente Amplio (FA) y la oposición destacaron la trayectoria del también ex líder guerrillero.

Mujica ha reiterado su decisión "indeclinable" de no presentarse como pre-candidato presidencial para las elecciones de 2019, pese a la presión que recibió en ese sentido de su sector político y a sus altos niveles de popularidad.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, quien encabeza el tercer gobierno consecutivo del FA, concluirá su mandato en marzo de 2020.