El nuevo fiscal de la Nación Carlos Ramos, tiene que adoptar decisiones que brinden confianza al ciudadano, y que respondan a criterios institucionales dentro del Ministerio Público y a mejorar el sistema de justicia en el país, opinó el ex procurador anticorrupción Julio Arbizú.

En declaraciones a la agencia Andina, el letrado indicó que debe dejarse claro que se respetarán mecanismos normativos e institucionales y que no se tomarán medidas que contradigan estas.

Arbizú se remitió a lo ocurrido durante la gestión del saliente fiscal de la Nación José Peláez con el caso de las esterilizaciones forzadas a mujeres.

"Allí se concedió competencia a una fiscalía que no era la correspondiente, vulnerándose con esa decisión el principio del fiscal natural", indicó.

Por tal motivo, "las decisiones de la máxima instancia del Ministerio Público deberían de ser más predecibles a partir de ahora", anotó.

Mañana, el nuevo fiscal de la Nación Carlos Ramos asumirá el cargo dejado por José Peláez.

Al respecto, Arbizu indicó que el flamante magistrado enfrenta "una tarea difícil e importante", que implica en primer término "dar confianza al ciudadano con la toma de decisiones que sean predecibles y que obedezcan a criterios tendientes a mejorar el sistema de justicia del país".

El ex procurador anticorrupción indicó que durante el desempeño de Peláez al frente de la fiscalía de la Nación "se han ido tomando decisiones que no han sido las mejores".

A la de las esterilizaciones forzadas sumó otras, vinculadas al archivamiento de casos de corrupción de funcionarios públicos.

"En la gestión que deja el cargo, ha habido más de un 90 por ciento de archivamientos en estas investigaciones", indicó, recordando asimismo que en esos casos las investigaciones las inicia la misma Fiscalía de la Nación.

Panorama difícil. Para Arbizú, el nuevo fiscal supremo tendrá que hacer grandes esfuerzos para superar los cuestionamientos que se le hacen por su intervención en el caso de 'La Centralita', suscitado en el marco de las denuncias sobre supuesta corrupción en el gobierno regional de Áncash.

Ramos fue denunciado constitucionalmente por el congresista Modesto Julca (PP) por no haber investigado como fiscal supremo el accionar del fiscal Hugo Farro, supuestamente implicado en esas irregularidades.

"Podrá tal vez inhibirse de participar en este tema, pero lamentablemente se cierne sobre él una nube de duda, pues su papel no ha sido el mejor en dicho caso", indicó.

Pese a la voluntad expresada por Ramos de actuar con rigor en este asunto, Arbizu dijo que, a su juicio, por todos los antecedentes señalados, "se avecina un panorama muy complicado".

"Espero equivocarme, pero parece que esto anuncia la continuidad de lo que pasaba en la gestión de Peláez", sostuvo.

Para arbizu, resulta más preocupante la participación de Ramos en el tema de 'La Centralita' y su cercanía con el Partido Aprista, que su supuesto parentesco con la primera dama Nadine Heredia.

"Parece que este último es un asunto que han tratado de anteponer ante cuestionamientos mucho más serios", puntualizó.